Gastro

Gallery image
Gallery image
Gallery image
Gallery image

Existen días en que uno necesita hacerle trampa a la dieta y el gimnasio. ¡Esos son los días en que vas a Skillets! Este restaurante fue fundado para servir lo más decadente y exquisito en comfort food, esa comida fuerte y sabrosa que nos llena el corazón y la pancita.

La característica más interesante de Skillets es la preparación de sus platillos. Como el nombre lo indica, casi todos se sirven sobre un sartén, o skillet, de metal forjado. Así que como podrás imaginar, todo viene cargado de riquísimas salsas, quesos derretidos y vegetales salteados. La idea es que disfrutes tu comida recién sacada de la estufa. El menú es tan amplio que definitivamente hallarás algo para complacer hasta a los más exigentes. Pero asegúrate de guardar aunque sea un espacio diminuto para compartir el postre, porque no te imaginas la clase de dulces delicias que pueden preparar con un sartén.

Cada día, encontrarás un platillo estelar con promociones: gigantescas hamburguesas, originales pizzas y deliciosas alitas. Son la excusa perfecta para reunir a los amigos y pasar juntos un buen momento. El ambiente de Skillets es muy hogareño, y lo verás hasta en el servicio. El espacio cuenta con amplias butacas y mesas para que pases un buen rato platicando y comiendo. Y claro, no puede faltar la mejor música en vivo y enormes pantallas para que no te pierdas los mejores encuentros deportivos. Este es un buen lugar para festejar sin complicaciones.

¿Eres de los que les gusta madrugar? Skillets también tiene un enorme menú de desayunos: fuertes y abundantes, ideales para el brunch. Encuentra desde deliciosas cacerolas hasta los tradicionales omelettes. O bien, si tienes un gusto dulce, pide los esponjadísimos panqueques, french toast con fruta o unos enormes waffles. Te garantizo que estarás más que satisfecho.

Por si fuera poco, Skillets tiene un menú especialmente pensado para los chiquitos. Tráelos contigo para disfrutar en familia, y deléitate con ese toque único y casero. El menú cambia también por temporada, así que regresa para deleitarte con algo nuevo. La dieta puede esperar, porque te garantizo es que en Skillets siempre saldrás con la panza llena y el corazón muy contento.